YUVUTU is now available in English. Click to be redirected to a more appropriate version of your site!

Yes No  

danidj information personelle

 
  • danidj

  • Occupation:
  • Centres d'intérêts: Trios ocasionales, mujeres u hombres
  • Sexe: Couple htrosexuel
  • Date de naisance: 1975
  • Groupe ethnique: Blanc
  • Statut matrimoniale:
  • Sexualit: Htro
  • Fumer:
  • Taille:
  • Silhouette:

Sur

Somos pareja que estamos pensando en iniciarnos en los trios. Sugerencias y comentarios a nuestros videos, please!!!

danidj vidos

 - El culo de mi esposa
Spain
  •   4K
  •  13/06/19
  •  69%
 - El cuerpazo de mi esposa
Spain
  •   8K
  •  03/12/18
  •  87%

danidj photos

Aucun

danidj blogs

 Desde que conocí a mi esposa, siempre he tenido fantasías en las que ella practicaba sexo con otros hombres. Me ponía muy cachondo imaginarla acariciando una buena polla mientras la tocaban el coño. Ahora más de veinte años más tarde, por fin se hizo realidad. Aunque yo la había comentado mi deseo muchas veces, ella nunca había querido dar el paso. Mi esposa es bastante liberal en algunos temas del sexo; la pone muy cachonda colgar vídeos en la red para que la vean desnuda, nada demasiado explícito eso sí, pero no aceptaba los tríos. La da mucha vergüenza que la vean desnuda en persona y ni siquiera hace topless en la playa.

Surgió un poco por casualidad, recibimos la visita de un amigo que vivía lejos y al que hacía tiempo que no veíamos. Después de cenar y de un par de copas, la conversación derivó hacia los tríos. Yo volví a comentar mi deseo de realizar un trío alguna vez en la vida y mi amigo entre bromas comentó que él estaba dispuesto a ser el tercero. Sabía que a él le atraía mi esposa desde hacía tiempo, ya que siempre había dicho que tenía muy buen cuerpo, y también sabía que ella había tonteado a veces con él, aunque nada serio. Mi esposa esta vez se mostraba algo más receptiva aunque seguía negándose, y entre risas nos llamaba degenerados. Tras un buen rato se me ocurrió la idea de que nos hiciera un striptease. Nos costó convencerla, ya que la daba mucha vergüenza y decía que no llevaba un conjunto de ropa interior adecuado, ya que no se esperaba esta situación. Yo salivaba solo de pensar en ver su cuerpo maduro, bien entrados los cuarenta años, desnudo delante de otro hombre. A mí me daba igual el color de sus bragas o que no se hubiera aseado desde las 8 de la mañana. Eso sólo lo hacía más excitante.

Comenzó a quitarse la ropa despacio, con unos bailes torpes fruto de la inexperiencia y el alcohol, y al rato quedó en ropa interior.

Mi mujer tiene un cuerpo muy cuidado, de pechos y culo generosos, y aunque quizá la sobra algún kilo, eso la hace más deseable para mí. Llevaba  sujetador y bragas blancas, nada muy sugerente, pero estaba muy excitado y notaba que mi amigo también.

Los dos empezamos a animarla para que se quitara el sujetador, y para mi sorpresa se lo quitó. Sus preciosas tetas nos saludaban mientras se movía medio bailando. Sólo quedaban sus bragas, aunque yo no estaba seguro de que se las quitara. El vello púbico asomaba por los lados de las bragas, ya que es muy peluda y no se había depilado ya que era invierno. Mi esposa se mostraba algo reticente y tímida. Después de casi diez minutos de piropos accedió y se  fue bajando las bragas despacio dándonos la espalda, hasta quedar totalmente desnuda. Su tremendo culo se encontraba enfrente de nosotros y al agacharse para quitarse las bragas del pie se le abrieron ligeramente las nalgas pudiéndose ver durante unos instantes su ojete peludo. Mi amigo no apartaba la vista, absorto, ya que la visión de su culo semiabierto era muy excitante. Luego, se volvió y quedó de frente tapándose tímidamente su coño. Estaba muy cortada, pero yo la notaba muy excitada a la vez.

-¡Pero qué buena que estás! Quita esas manos para que podamos verte mejor –decía mi amigo.

Mi mujer retiró la manos y su chocho quedó al descubierto.

-Mmmm qué preciosidad…Anda ábrelo un poquito por favor…-la animé yo.

Mi esposa me miró durante unos instantes, sonrió y con las dos manos abrió ligeramente su coño, dejándonos ver parte de su rosado interior.

-¡Qué maravilla!- exclamó mi amigo.

- ¿Ya estáis contentos?- preguntó mi mujer.

- Falta tu precioso culo…-dije yo.

- Y si puede ser, abierto-completó mi amigo, haciendo reír a mi esposa.

- ¿Queréis ver mi culo?..Pues miradlo bien- dijo. Se dio la vuelta y se fue agachando y abriendo sus cachetes hasta que quedó su ojete a la vista.

-¡Joder, vaya culo!¡ Debe ser una delicia comértelo!- exclamó mi amigo. Se le caía la baba. Reconozco que en esos momentos los celos me invadieron y estuve a punto de terminar con la experiencia, pero me serené y al rato la visión del peludo culo de mi esposa siendo contemplado por mi amigo hizo que mi polla se pusiera dura como una estaca. Ahora nos tocaba a nosotros así que nos desnudamos y pronto quedamos los tres en bolas.

Continuará...

Commentaires
danidj said:
tonbcn said:
umm que culo y que sexo ms rico tiene tu esposa...tan peludito
exciita un montn y oir como gime an ms...espero que compartas ms
videos y fotos de ella..
 
Vous devez tre inscrit pour afficher un commentaire. Cliquer sur Acces/Abonnement au haut de la page
Amis
Cadeaux
 
1
Playlists
Aucun